Plata en la Karate1 Series A de Guadalajara

Foto: Jakub Skoda.

Foto: Jakub Skoda.

Ha cedido en la final frente al japonés Kazumasa Moto por 4-1.

El malagueño afianza su posición como número 1 del mundo.

Su próxima cita, el fin de semana que viene en el Abierto de Dubai.

Damián Quintero ha perdido en la final de la Karate1 Series A de Guadalajara frente al japonés Kazumasa Moto por 4-1. El español superó sin problemas las seis rondas previas que le clasificaron para la final, dejando por el camino a dos de los 13 japoneses que competían en su modalidad (la más concurrida del torneo con 215 participantes).

Hoy hacía frente de nuevo a un competidor nipón y, en esta ocasión, la mayor parte de las banderas del panel arbitral han sido para su oponente.

Se afianza como número 1 del mundo

Tras el bronce cosechado en el Abierto de París a finales de enero, Quintero sube un escalón más con la plata conseguida hoy en Guadalajara y afianza su posición como número uno del mundo.

En esta primera prueba de las denominadas Karate1 Series A (segunda división de la Liga Mundial), Japón se ha mantenido en su línea de concurrir con un gran número de participantes (más de 60 en las diferentes modalidades), en una apuesta clara por el debut del karate como deporte olímpico en los Juegos de Tokio 2020.

En las rondas previas, Kingtero superó al rumano Razvan Calciu (5-0), al egipcio Mohamed Hamdy Sayed (5-0), al chino Chiao-Hsin Chen (4-1), al japonés Koji Arimoto (4-1), al marroquí Adnane Elhakimi (4-1) y, ya en semifinales, al japonés Chikashi Hayashida por 5-0.

Su próxima cita será el fin de semana que viene en el Abierto de Dubai, la segunda de las siete pruebas que forman parte de la Karate1 Premier League (que constituyen la Primera División de la Liga Mundial y que, por lo tanto, conceden más puntuación de cara al ranking de la World Karate Federation, que actualmente lidera Quintero).

“La clave, de ahora en adelante, será la fuerza mental”

Tras clasificarse para la final, Quintero señalaba que, a partir de ahora, “estamos entrando en una etapa en la que la condición física no va a ser suficiente para mantenerse arriba”. El malagueño reflexionaba sobre la importancia de “estar muy preparado mentalmente, porque son muchas horas de competición y con descansos que se hacen interminables entre algunas de las rondas”.

De hecho, tras superar las cuatro primeras rondas, “he tenido que esperar más de veinte minutos hasta el siguiente enfrentamiento -explicaba-; y quieras o no, te quedas un poco frío. Además, a pesar de estar en España, el apoyo a los japoneses ha sido brutal… O te concentras mucho en lo que tienes que hacer en el tatami o esos intervalos te pueden afectar mucho mentalmente”.


Publicar tus comentarios